Estos son algunos de muchos vicios que nos conducen por aguas turbulentas y destructivas

«Grandes somos y para grandes cosas hemos nacido, no para dejarnos conquistar y vencerpor las pasiones ruines de nuestra

naturaleza sensual y carnal»  

                                                                             Séneca

                                       

«Todo hombre paga su grandeza con muchas pequeñeces, su éxito con
muchos fracasos y su riqueza con muchas pérdidas»6
                                                                                         Giovanni Papini
        EJEMPLOS DE PENSAMIENTOS VIRTUOSOS ALTRUISTAS Y NOBLES, O
QUE EDIFICAN EL CARACTER

 «Los padres pueden hablar, pero nunca enseñar a menos que ellos puedan practicar, lo que suelen predicar»

                                                                                              Anónimo

“Puertas se cierran regularmente en nuestras vidas, y algunos de aquellos cierres nos causan genuino dolor y angustia. Pero creo que cuando una puerta se cierra, otra se abre (y quizás más de una), dándonos esperanzas y bendiciones en otras áreas de nuestras vidas, que no habríamos podido descubrir de otra manera”

 

Howard W. Hunter

«La persona ogullosa no se complace en tener algo, sino en tener algo más que su vecino... es esa comparación la que lo hace ser orgullosa: El placer de estar por encima de los demás. Una vez el elemento de la competición se  haya ido, su orgullo también desaparece»

                                                     C. S.Lewis 

  Formación de una familia excelente: Nuestra mejor contribución a la sociedad.

 

  De las cosas pequeñas nacen las grandes.

 

  Elevando nuestros niveles de excelencia.

 

  Sanando nuestras heridas emocionales.

 

  Aplicación de principios correctos uno de los mejores refugios para las tormentas     de la vida.

 

  Abandonando nuestros actos irreflexivos.

 

  Reparación de los añicos en nuestras vidas.

 

   El poder de la plegaria en la comunicación con el infinito.

 

  Transitar por el sendero de las virtudes, la mejor ruta a la felicidad.

 

  Aferrádonos a principios correctos en tiempos de dificultad e incertidumbres.