«El carácter [ ya sea noble o vil ] es construido en la misma forma en que una ciudad es edificada... la ciudad es construida con millones y millones de ladrillos, y mediante la suma de millones y millones de pensamientos, la mentalidad y el carácter de una persona son edificados... Roma no fue construida en un solo día, y la calidad del carácter que Buda, Shakespeare o Platón desarrollaron, no fue el producto de una evolución que solamente les tomó un breve período de tiempo... Por lo tanto: 
 
La mente es la infalible tejedora del destino, el pensamiento es el hilo, los actos buenos o malos constituyen la trenza del tejido y la tela tejida sobre el telar de la vida es el carácter» James Allen

PODER DE LOS PENSAMIENTOS PARA CONFIGURAR TU CARÁCTER

ASPECTOS DEL CARACTER 
«El carácter [ya sea noble o vil] es construido en la misma forma en que una ciudad es edificada... la ciudad es construida con millones y millones de ladrillos, y mediante la suma de millones y millones de pensamientos, la mentalidad y el carácter de una persona son edificados...
 
Roma no fue construida en un solo día, y la calidad del carácter que Buda, Shakespeare o Platón desarrollaron, no fue el producto de una evolución que solamente les tomó un breve período de tiempo... De manera que: 
 
La mente es la infalible tejedora del destino, el pensamiento es el hilo, los actos buenos o malos constituyen la trenza del tejido y la tela tejida sobre el telar de la vida es el carácter» James Allen

PODER DE LOS PENSAMIENTOS

PARA 

CONFIGURAR TU CARACTER

PODER DE LOS PENSAMIENTOS PARA
CONFIGURAR TU CARÁCTER

  Formación de una familia excelente: Nuestra mejor contribución a la sociedad.

 

  De las cosas pequeñas nacen las grandes.

 

  Elevando nuestros niveles de excelencia.

 

  Sanando nuestras heridas emocionales.

 

  Aplicación de principios correctos uno de los mejores refugios para las tormentas     de la vida.

 

  Abandonando nuestros actos irreflexivos.

 

  Reparación de los añicos en nuestras vidas.

 

   El poder de la plegaria en la comunicación con el infinito.

 

  Transitar por el sendero de las virtudes, la mejor ruta a la felicidad.

 

  Aferrádonos a principios correctos en tiempos de dificultad e incertidumbres.