AREA ESPIRITUAL   

SIGUENOS EN 

La adquisición de rasgos divinos, tales como la mansedumbre, la humildad, el autocontrol, la sabiduría, la compasión, el amor, la diligencia, la autosuficiencia, el perdón, la pureza, la honestidad, la paciencia, la integridad, la ecuanimidad, el orden, la pulcritud y en general todo rasgo virtuoso y digno de alabanza, es lo que constituye el mayor logro de las personas y lo que realmente les trae, paz interior, éxito y felicidad en la vida.
 

  Formación de una familia excelente: Nuestra mejor contribución a la sociedad.

 

  De las cosas pequeñas nacen las grandes.

 

  Elevando nuestros niveles de excelencia.

 

  Sanando nuestras heridas emocionales.

 

  Aplicación de principios correctos uno de los mejores refugios para las tormentas     de la vida.

 

  Abandonando nuestros actos irreflexivos.

 

  Reparación de los añicos en nuestras vidas.

 

   El poder de la plegaria en la comunicación con el infinito.

 

  Transitar por el sendero de las virtudes, la mejor ruta a la felicidad.

 

  Aferrádonos a principios correctos en tiempos de dificultad e incertidumbres.